parque natural del monasterio de piedra

Visitar con niños el Parque Natural del Monasterio de Piedra

Si el Paraíso o el Edén existe se debe de parecer mucho al Monasterio de Piedra. Tenían razón mis padres cuando me contaron hace años que no puedes imaginarte que entre ese paisaje que precede al camino de entrada al Parque Natural del Monasterio de Piedra, incluso todo la zona de alrededor, seco e incluso desértico a veces, lleno de pinos y poco más, puedas encontrarte tan magnifico lugar, lleno de agua, verde y con mucho, mucho encanto.

parque natural del monasterio de piedra

Para que puedas situarte, este Parque Natural está situado en Zaragoza, en la comarca de Calatayud. Ya sabes la canción 😉 “Si vas a Calatayud, pregunta por la Dolores…” (de eso hablaremos otro día que también estuvimos). Está cerca del pueblo de Nuévalos, un pueblo pequeño por el que tendrás que pasar para ir al Parque.

Este Parque lleva el nombre del monasterio que se encuentra situado en él. El Monasterio de Piedra, de la orden Cisterciense. Tienes la opción de coger la visita guiada y conocer sus recovecos y parte de su historia. Conocer las condiciones de vida de estos monjes, muy dura por cierto, las distintas salas con sus anécdotas y también las antiguas bodegas donde hacían el vino.

parque natural del monasterio de piedra

A modo de intendencia tengo que decirte que puedes sacar la entrada al Parque con antelación y es una buena opción sobre todo porque puedes llegar y encontrarte colas para entrar, dependiendo de la época del año. Para alojarte dentro del Parque en el propio Monasterio hay hotel pero si buscas algo más económico o que esté más cerca de Calatayud para después ir a conocerla y cenar por su zona de tapas o conocer otros lugares de la Comarca que tiene rincones muy bonitos, en Hundredrooms puedes encontrar los alojamientos a mejor precio y con las características que necesites.

parque natural del monasterio de piedraAl entrar en el Parque te dan un mapa con las rutas a seguir, aunque está marcado el itinerario en el propio Parque, a los niños les gusta mucho jugar a orientarse y guiarse por el mapa. A partir de aquí solo toca disfrutar, primero del espectáculo de cetrería y después de todo el paseo.

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

El recorrido es precioso. Empieza poco a poco a adentrarse en caminos donde hay agua y cascadas por todas partes, ríos, vegetación… Tiene una pequeña subida hasta llegar a la parte de arriba de una cascada y la vista es preciosa.

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

Aunque sin duda lo que más le va a gustar a los niños es la entrada en la cueva. Se van a sentir como exploradores. La temperatura baja y sientes de verdad, que estás bajo las montañas, atravesando la tierra. Al final, una cascada enorme vista desde abajo pone el broche perfecto a la aventura.

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra
parque natural del monasterio de piedra

Si tuviese que quedarme con la zona que más me gustó, sería el Lago del espejo. Es un sitio precioso. La tranquilidad y la paz que allí se vive es increíble.

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

Al entrar en el Parque además de hacer fotos a los niños con las aves rapaces (que luego te venderán al salir, si las quieres), también venden comida para las truchas. Cuesta un euro y a los niños les encanta. Eso, y ver la cantidad de libélulas que hay en los estanques y que si les acercas un palo, se posan en él… ¡Les fascinó a mis hijos!

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

Eso si, no es recorrido para carritos de bebés, ni personas con movilidad reducida por lo menos la zona de la cueva, porque hay un montón de escaleras y en algunas zonas hay que bajar con cuidado porque resbala. Dentro del Parque no se puede comer pero a la salida hay un par de restaurantes y cafetería. Hay zonas de juego y parques para niños, también.

Es un sitio maravilloso para ir en familia. Nosotros fuimos en verano pero, estoy segura de que el otoño tiene que ser un época preciosa para ir y ver el contraste de los tonos de las hojas de los árboles.

Te dejo alguna foto más de la visita pero tengo que decirte que no le hacen justicia la verdad. En vivo es mucho mejor y más sorprendente. ¿Te animas a llevar a tu familia? ¿Conocías ya el Monasterio de Piedra? 😉

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

parque natural del monasterio de piedra

Related Post

Saray Escobar, En las manos de Yaras

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad nos importa. Nunca compartiremos tus datos con nadie.

2 comentarios