Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Sabores en Gijón, algo más que un bar

¿Cómo definirlo?

Engloba tantas cosas… Os cuento… SABORES EN GIJÓN

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Es bar. Pero no un simple bar. Es un bar con productos ecológicos y gourmet.

Es pequeñito. Está en la calle Ezcurdia, 93 (aquí)

¿Cómo puede haber tantas cosas ricas en tan poco metros cuadrados?

Se puede comer, tapear… Ricas tostas, ensaladas, delicatesen… Desayunar un croisant recién hecho o una tosta de aceite con jamón.

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Y también es tienda. Tienen unos yogures ecológicos y un arroz con leche riquísimos. Vino, tés, chocolates, comida para llevar…

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Batidos, cervezas ecológicas de importación, chocolate con churros, café y té ecológico…

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Pero sin duda lo mejor para mis hijos, son los «helados de Arturo» como dicen ellos.

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Sabores en Gijón, algo más que un bar. Bar-tienda gourmet

Nos queda cerca de casa de la bisabuela. ¡Son la perdición!.

Para mi el helado de nata de Sabores es el mejor del mundo!!! Pero hay muchos sabores más, ricos y sorprendentes.

Si váis a Gijón, es parada obligada.

Además de todas las cosas buenas que puedes «saborear» aquí, nosotros les tenemos un cariño especial a Ángela y Arturo porque, desde hace 5 años que los conocemos, siempre han sido muy cariñosos con nosotros.

En esa época, íbamos a Gijón, pero la bisabuela no estaba allí. Así que, para mi, han sido un gran apoyo cuando buscaba un rato de charla con adultos y cuando buscaba un café y un poco de descanso, mientras Lucas se tomaba un helado y le daba el pecho a Martín. Yo siempre cargada con mis hijos en brazos, cargada de pinturas, tizas, juguetes… Y ellos siempre atentos, sonrientes y serviciales.

Ahora muchas cosas han cambiado ya. Mis hijos han crecido. Ya no son tan dependientes de mi, ni yo tengo esa necesidad extrema que tenía en ocasiones antes, de salir al mundo adulto por un instante. Pero lo que no va a cambiar, es que seguiremos disfrutando de los sabores y la compañía de «Sabores» hasta que ellos quieran.

No olvidéis si estáis alli y tenéis niños, visitar el Parque de Isabel la Católica , queda muy cerca. Tiene una gran zona de juegos, zona verde, para andar en bicicleta, estanque con patitos… es el pulmón de Gijón!!

Igual hasta nos vemos allí !!! ¿Qué os parece?

RelatedPost

Saray Escobar, En las manos de Yaras

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad nos importa. Nunca compartiremos tus datos con nadie.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios