Portugal (II): Camiña y Playa de Áncora

Portugal (II): Caminha y Vila Praia de Áncora

¡¡Hola!!

Esto va de abajo arriba o de atrás adelante… como quieras verlo ;). Este es el segundo post de cuatro que tengo preparados sobre los bonitos rincones que descubrimos en nuestra reciente escapada a Portugal.

Ya te conté que el tercer día dormimos en el precioso Hotel FeelViana, en Viana do Castelo. El segundo día paseamos por Caminha y comimos en Playa de Áncora. Y lo que hicimos el primer día ¡está por descubrir!

Caminha es un bonito y pequeño pueblo por el que pasear disfrutando de sus calles estrechas y empedradas. Todas se abren a su amplia plaza en la que parece que siempre hay gente.

Portuga (II): Camiña y Playa de Áncora

Portuga (II): Camiña y Playa de Áncora

Sus casas tienen historia; las más grandes y señoriales hablan de gente con dinero dedicadas quizás al comercio. Y al lado, el contraste del barrio de pescadores. Sus casitas pequeñas y pegadas a la desembocadura del Miño que parecen estar contando la dura vida de los pescadores.

Portuga (II): Camiña y Playa de Áncora

En verano hacen unas jornadas medievales en las que este bonito pueblo parece retroceder unos cuantos siglos en el tiempo. Aunque lo bonito de todo esto es que en la actualidad sigue guardando parte de esta esencia medieval.

Muy cerca de aquí, si continuas bajando por la costa de Portugal y antes de llegar a Viana do Castelo, te encuentras el Pueblo llamado Vila Praia de Áncora. Un pueblo turístico formado a lo largo de una enorme playa. En realidad, son varias todas juntas y seguidas, aunque nosotros no seamos capaces de adivinar dónde acaba una y comienza la otra.

Portuga (II): Camiña y Playa de Áncora

Hay un bonito paseo de madera que puedes aprovechar para hacer antes de comer y “abrir apetito” desde la Praia Do Forte Do Cao en dirección a Praia de Áncora. Allí mismo, hay un restaurante frente al mar, O Camarao. Puedes degustar un rico pescado a la brasa, marisco y alguna delicia más de la cocina portuguesa. Y no comas demasiado, sino el paseo tendrás que hacerlo entonces después de comer, para hacer la digestión 😉

Aún nos queda otro bonito rincón por descubrir en Portugal ¿Me acompañas en este viaje? La próxima semana… nueva entrega. ¡Feliz fin de semana!

 

Related Post

Saray Escobar, En las manos de Yaras

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad nos importa. Nunca compartiremos tus datos con nadie.

0 comentarios