Mi complemento diario: semillas de chía, de lino y salvado de avena

Mi complemento diario: semillas de chía, de lino y salvado de avena

Poco a poco voy consiguiendo hacer rutinas en mi día a día que me ayudan a sentirme mejor y llevar una vida más sana. A veces, es difícil integrar todo “lo que nos dicen que es bueno” en nuestra vida con el ritmo que llevamos. Nos decimos a nosotros mismos que no hay tiempo para todo, que cuanta cúrcuma tenemos que comer para no tener cáncer, que si tenemos que hacer caso a todo no hacemos otra cosa.

Son excusas.

No consiste en cambiar los hábitos de golpe, consiste en empezar poco a poco. Saber que el introducir ciertos alimentos y llevar una vida sana no solo es por tener mejor calidad de vida en el futuro o evitar enfermedades futuras. Tenemos que pensar también en el presente y nuestra calidad de vida AHORA.

A mi me ha costado, a veces aún me cuesta. Y si algún día me relajo, intento volver a retomar al día siguiente. Porque me ayuda a estar mejor, a sentirme mejor, más sana, más ágil… No soy extremista pero sé que si dejo se hacer alguna de estas rutinas es por falta de fuerza de voluntad. No me engaño.

Y no estoy hablando de adelgazar, de tener sobrepeso o hacer dieta para el bikini y estar monísima de la muerte. Estoy hablando de salud, de cambio de estilo de vida, de sentirnos bien, de decidir que queremos para nosotras y cómo queremos también que se alimente nuestra familia, con qué hábitos crezcan nuestros hijos.

Algunas de las rutinas que he ido incluyendo en mi vida son caminar, comer frutas y verduras diariamente, frutos secos, añadir sal, hacer yoga, usar cremas y productos bio, no tomar sacarina ni aspartamo y reducir el azúcar… Y la más importante, dejar de comprar alimentos que no son beneficiosos, porque si los hay en casa, terminamos comiéndolos, es difícil desterrar los hábitos de toda una vida y las debilidades 😉

Diariamente me tomo semillas de chía, de lino y salvado de avena. Suelo acompañar en yogurt con ellas, alguna fruta o un batido. Depende de lo que me apetezca.

Mi complemento diario: semillas de chía, de lino y salvado de avena

Lo que hago para que me resulte más sencillo es mezclarlo todo en un bote y cuando lo quiero tomar echo un par de cucharadas. A veces me ayudan los peques a hacer la mezcla. Van mejorando con la puntería en el bote 😉

Mi complemento diario: semillas de chía, de lino y salvado de avena

Mi complemento diario: semillas de chía, de lino y salvado de avena

Mi complemento diario: semillas de chía, de lino y salvado de avena

LAS SEMILLAS DE CHÍA

Las semillas de chía provienen de una planta perteneciente a la familia de la menta, se llama “Salvia Hispánica”. Es nativa de México y Guatemala. Es considerada un super alimento por la cantidad de propiedades que tiene y los beneficios que aporta su consumo.

Tienen el doble de potasio que un plátano, así que son estupendas para empezar el día con energía. Contienen Omega3, proteínas, fibra, producen sensación de saciedad, regulan la flora intestinal, y tienen 5 veces más cantidad de calcio que la leche.

Puedes usarla en batidos, con el yogurt o los cereales, en purés y sopas y en postres como el bizcocho, unas magdalenas… Para asimilarlas hay que triturarlas o ponerlas a remojo antes de tomarlas.

SEMILLAS DE LINO

Contienen Omega 3 y 6 que ayuda a prevenir el colesterol, favorece el tránsito intestinal y favorecen la digestión, por lo que previenen y reducen el estreñimiento. Y son consideradas un super alimento por estas y más propiedades que posee.

Para que nuestro cuerpo pueda asimilar mejor todos sus beneficios, es mejor triturarlas previamente porque la cáscara externa que tiene es demasiado rígida y nuestro cuerpo no puede descomponerla.

SALVADO DE AVENA

Ayuda a prevenir el estreñimiento, previene las hemorroides, da sensación de saciedad, ayuda a combatir el colesterol y ayuda contra algunos tipos de cáncer y reduce los niveles de azúcar en sangre. Es bueno tomar el salvado en cantidades moderadas y acompañarlo de un buen vaso de agua o zumo porque sino puede provocar hinchazón y gases.

Mi complemento diario: semillas de chía, de lino y salvado de avena

Por supuesto si son de cultivo ecológico, con el sello que garantiza su autenticidad, pues mucho mejor. Yo por eso lo suelo comprar todo en mi herboristería de confianza.

¿Habéis probado alguna vez algunas de estas semillas? Pues si os animáis ya me contaréis qué tal, y si tenéis amigas que necesites una dosis extra de fibra, se las podéis recomendar compartiendo este post con ellas en los botoncitos que tenéis aquí debajo 🙂

Feliz tarde de Lunes de fiesta 😉

Related Post

Saray Escobar, En las manos de Yaras

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad nos importa. Nunca compartiremos tus datos con nadie.

12 comentarios

  • Sagra

    Hola Saray. Yo las semillas que estoy tomando desde hace poco tiempo son las de lino, echo un par de cuchstaditad de café en los copos de avena del desayuno. Las machaco en el mortero porque según tengo entendido es la mejor manera de asimilar todos sus nutrientes.

    Responder
    • Saray

      Hola Sagra. Si, las semillas de Lino hay que triturarlas. Tengo que ponerlo porque al darlo “por echo” se me escapó señalar esta información. Me acaba de decir una chica que las semillas de chía hay que remojarlas en agua para poder absorber todos sus nutrientes. La verdad es que eso no me lo habían dicho. Me voy a informar sobre esto. Gracias!!! Un besín

      Responder
  • Maria

    Hola, me ha encantado tu post…. Yo comparto mi experiencia, en este caso con las semillas de chia, yo pongo dos cucharaditas con medio vaso de agua la noche anterior y por la mañana le añado el zumo de un limón, lo paso por la batidora y me lo tomo. En 10 días notareis la diferencia, energía a tope para la jornada laboral, no te sientes hinchada y regulas tu intestino…. Recomendables 100%, eso sí, yo también utilizó cultivo ecológico.

    Responder
    • Saray

      Hola María!!! Gracias por tu idea. Eso me acaba de decir una amiga, que hay que ponerlas en agua. Voy a ir a la herboristería y preguntar porque he estado investigando y no me ha quedado claro cuantas horas hay que tenerlo. He leído desde media hora hasta 30 jejej. Internet es así. De todas formas me convence eso de dejarlas por la noche, es muy buena idea y muy cómoda. Vamos que lo voy a hacer ahora mismo. jeje. Muchas gracias, encantada de tenerte por mi rincón. 😉

      Responder
  • María

    Madre mía, ¡qué peligro tienes! ¿Cómo se te ocurre recomendar algo sin ningún asesoramiento especializado? La chía no se debe de tomar sin hidratar y solo lo reflejas al final por sugerencias de otras personas. Modifica el post e infórmate antes de publicar, sé responsable por favor.

    Responder
    • Saray

      Hola! Perdona pero en esto caso estoy bien informada. La chia se puede tomar sin hidratar. El remojar las semillas, que no estén tostadas previamente es para eliminar el ácido fítico, que es un antinutriente. Y en este caso no me parece algo tan estricto, la verdad. En este caso es más una cuestión de asimilación el triturarlas o bien de gustos. Es una alternativa a la hidratación porque hay personas que no les gusta las textura que se les queda a estas semillas una vez hidratadas. He hecho cursos de cocina especializados. Y así me lo indican en ellos. Si quieres saber dónde me he informado busca la página web de Sonia Oceransky y la de la Licenciada en Nutrición Susana Sanchez. Todas en Asturias. De todas formas lo que dices es falso. En mi texto pone claramente “Para asimilarlas hay que triturarlas o ponerlas a remojo antes de tomarlas.”
      Quizás lo peligroso es no leer bien las cosas antes de opinar o juzgar y no tanto mi recomendación.
      Este post es del año 2015 y estamos en el 2017. Seguramente dentro de dos años tendremos mucha información nueva a cerca de muchos alimentos. No me estás diciendo nada nuevo que yo ya no sepa dos años después de haber escrito esto.
      Y por favor, aunque estés tan segura de una cosa, deja siempre algo de “duda” porque me he sentido atacada en tu comentario. Si tienes sugerencias estaré encantada de compartir y aprender. Yo no lo sé todo. Pero quizás con un poco de humildad la gente es capaz de escucharte y no ponerse a la defensiva tras leer tus comentarios con esas expresiones tan desagradables que estás utilizando. Como ves, tu también tienes cosas que aprender.

      Responder
  • maría jesús

    Hola Sara!! Gracias por el post, yo tomo semillas de linaza pero no las trituro ni nada porque la verdad no sé como hacerlo, lo que hago desde hace tiempo es mezclarlas con yogur natural y me las tomo así, me has dado la idea de mezclarlas con el salvado. Besazoss

    Responder
    • Saray

      Me alegro de que te guste. El problema de no triturarlas es que no las asimilas igual y las expulsas con las heces enteras. Para triturarlas… puedes usar la batidora (prueba), hay batidoras que tienen picadora y esas si que las trituran, yo lo ahoga ahora con la thermomix pero antes lo hacía así. Y sé que hay gente que las de chia las pone en un molinillo de los de la pimienta y las muele. Prueba!! Otra opción que se me ocurre es machacarlas con el mortero. A ver si estas ideas te sirven. Mezclar semillas de varios tipos es genial. No tritures mucha cantidad vale más hacerlo mas a menudo para que no se pongan rancias y para que conserven mejor sus propiedades. Un saludo! Y gracias por tu comentario

      Responder
  • Fina

    Hola Saray !!
    Yo empecé a tomar copos de avena por la mañana de 25 a 30 gramos , una cucharada de semillas de lino trituradas y otra de chia mezclado con yogur …Dejo la avena en remojo a la noche en leche y luego a la mañana mezclo todo …La verdad es que siento que tengo más energía y veo que la piel me ha cambiado ,las uñas y el pelo tienen más brillo …Durante el día como normal , camino mucho y ala tarde me tomo un yogur con otra cucharada de lino y chia … Tomo pastillas para la depresión y me sentía siempre cansada ,ahora empiezo a ver algo de luz …No sé que te parece a ti ya que yo trato de darle a mi cuerpo un poco de energía … .

    Responder