el bello verano gijon

El bello verano en Gijón

Hola!!

Este verano hemos descubierto un rincón precioso en Gijón, cerquita de la playa. En realidad ya me había llamado la atención hacia el mes de Mayo, un día de esos que me escapé a Gijón en primavera.

Me gusto al verlo por fuera, tan luminoso, con las ventanas grandes, colores alegres y mucha, mucha madera que da un aspecto cálido y acogedor.

En cuanto nos instalamos en Junio en Gijón, me pasé a conocerlo, junto con Martín, que me acompañó encantado y además se llevo una sorpresa increíble al descubrir que los hielos eran bolitas de colores, que además acompañaban a una super Fanta gigante de dimensiones desconocidas para él.

el bello verano gijon

el bello verano gijon

Pero, ¿sabéis lo mejor del Bello Verano? La compañía. Y es que si la estética cautiva y da “buen rollo”, los dueños, aún más y mejor.

¿Y por qué? Pues por el trato cercano, amable y amigable. Por el trato a los niños, la paciencia, la buena disposición hacia ellos, la sonrisa, las palabras y… ¡¡los monopatines!! (si les preguntáis a mis hijos)

el bello verano gijon

el bello verano gijon

Martí y yo, no tuvimos más remedio que enseñárselo al resto de la familia y puedo asegurar que algún miembro de ella se ha tomado más de una cervecita en compañía de un buen libro este verano (no señalo a nadie 😉 , la mochila de Durga Love habla por sí sola )

el bello verano gijon

el bello verano gijon

A los amantes del Surf creo que este bar os encantará. Yo tengo que reconocer que soy una autentica mmmm en este tema, pero estoy segura de que si queréis saber algo sobre las olas de Gijón y algún lugar más del Norte, Alex puede ayudaros.

Y confesaré que yo también pude disfrutar de algún ratito más en El Bello Verano. El pincho de tortilla en “pan de pipas”, después de una estupenda clase de yoga, sienta de muerte. El bizcocho casero, los batidos y … ¡¡el mojito, que lo tenemos pendiente!!

Además de todo esto, hacen también actividades y talleres para niños. Podéis seguirles en Facebook y en Instagram. En la puerta siempre hay cartelitos con las actividades que hacen y puede que encontréis alguna cosilla más que os interese. Allí encontré yo las clases de yoga que hice este verano en Gijón.

Solo me queda daros la dirección ( C/ Doctor Aquilino Hurlé, 40- Gijón) y deciros que… ¡¡Seguro que nos vemos por allí porque nosotros vamos a repetir más de una vez y de dos!!

Buen verano, Bello Verano 😉

Related Post

Saray Escobar, En las manos de Yaras

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad nos importa. Nunca compartiremos tus datos con nadie.

0 comentarios