rosquillas de naranja y nuez

Cómo hacer las mejores rosquillas de naranja y nuez

¡Hola!

¿Qué tal llevas la semana? ¡¡Nosotros a tope con nuestro SORTEO SOLIDARIO!!

Si, estamos de sorteo solidario con Kilo al Cudrado. Te cuento rápidamente por si no lo leíste estos días de atrás. Kilo al Cuadrado es un Proyecto que ha puesto en marcha un amigo, mediante el cual, a través de marcas que patrocinan sus carreras, triatlones, maratones, etc se donan kilos de comida a Mensajeros de la Paz, según los kilómetros recorridos. Es un proyecto deportivo y solidario. Y para dar las gracias a todos los que nos apoyan y porque desde Kilo al Cuadrado (como patrocinadora) queremos que este proyecto llegue a más personas, esta semana estamos de sorteo. ¿Nos ayudas y les cuentas a tus amigos lo que estamos haciendo? Te dejo el enlace aquí, para que lo compartas y leas los 3 sencillos pasos que tienes que hacer para participar 😉

¿Y qué te parece si para empezar el día con energía nos comemos unas ricas rosquillas? Yo no las desayuno todos los días, pero de vez en cuando un pequeño capricho dulce en forma de aro, sienta de maravilla 😉 ¿A qué si?

Ya ves que la receta, como dice el título, no es la típica rosquilla de anís, que también me gustan mucho, pero en este caso, le hemos añadido zumo de naranja y nuez. ¿Qué tiene de peculiar? Pues su aroma y la sorpresa de encontrarte los trocitos de nuez en el medio de la rosquilla.

Las hicimos en el Taller de Cocina de Afesa (Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias). Les gustaron mucho. Fue una buena idea.

Ten en cuenta un truco a la hora de freírlas. Hay que hacerlo a fuego medio. Si el fuego está muy fuerte se harán solo por fuera y nos quedarán crudas por dentro. Al tener la nuez y la naranja el paso de freírlas es lo más complicado de la receta, pero estoy segura de que arriesgarse te va a merecer la pena. Además, siempre puedes probar la primera para asegurarte de que está bien frita ;), ¡te guardaré el secreto! Y estoy segura de que al final, de todas las que hagas, solo te quedará esto:

rosquillas de naranja y nuez

INGREDIENTES:

  • una naranja
  • 50 g de nueces picadas
  • dos huevos
  • 100 g de azúcar
  • 500 g de harina
  • 100ml de aceite de oliva
  • 1/2 copita de anís dulce
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • azúcar Glass para decorar
  • aceite de girasol para freír

rosquillas de naranja y nuez

PREPARACIÓN:

  1. Bate los huevos con el azúcar. Añade el aceite, el anís, la canela y mezcla con las varillas hasta que se integren bien todos los ingredientes.
  2. Exprime la naranja. Añade el zumo a la masa y remueve.
  3. Pica todas las nueces en trocitos pequeños, sin legar a triturar del todo y añade la mitad de ellas a la masa.
  4. Tamizada la harina (o pasada por un colador) y vete incorporándola poco a poco y amasando. Antes de terminar de echar toda la harina, añade el resto de las nueces picadas. Continua echando el resto de la harina hasta que la masa se desprenda de las manos.
  5. Una vez hecha la masa, separa pequeños trocitos para ir formando las rosquillas.
  6. Calienta abundante aceite en una sartén sin dejar que se humee. Fríe la rosquillas en el aceite caliente hundiéndolas en él.  Voltéalas con una espátula para que queden bien doradas por todos los lados.
  7. Déjalas que enfríen sobre papel absorbente y espolvoréalas con azúcar Glass.

rosquillas de naranja y nuez

¡¡Que aproveche!! ¿Con quién tienes pensado compartirlas o serán solo para ti? Sea como sea, espero que las disfrutes. Nos vemos la próxima semana. Un besín

Related Post

Saray Escobar, En las manos de Yaras

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad nos importa. Nunca compartiremos tus datos con nadie.

Un comentario